El año nuevo ha comenzado con una severa helada, la temperatura del aire en Nizhny Novgorod ha caido a -30 grados, pero eso no ha parado a los chicos de THE ORLINES, quienes han pintado un plata sobre una de las columnas de uno de los principales puentes de la ciudad, en el centro del rio Volga.