Desde el día 14 de noviembre de 2020 y hasta el pasado 24 de enero se realizó en la ciudad de Madrid una “prueba” que consistía en habilitar el uso de 2 paredes para ser intervenidas de forma libre, en este caso a través de la asociación WALL SPOT. Que los muros se intervengan por artistas contratados o por asociaciones o para acciones publicitarias etc, no es nada nuevo, para eso están los muros y para eso está la pintura, para crear algo en un vacío.

Pero que cualquier persona con la intención única de crear o expresarse pueda hacerlo de esta forma, mediante una aplicación, esto si tiene un punto diferente. Sobre todo cuando estos muros que repartidos por la ciudad, como puentes, muros de contención, para sonidos, muros que son de todos, que no son de fincas privadas o de vecinos etc.

Estos muros que habitualmente son pintados y repintados por el ayuntamiento, cuando aparecen firmas o frases políticas. Realmente deben ser abiertos a la persona creativa.

Mas info en Writers Madrid.