En el primer capitulo de ‘Leaving Names Everywhere’ vemos mas de 20 minutos de street bombing en Nueva York, de la mano de diferentes escritores.